Tercer aniversario y actuación ¡en Madrid!

Fue un éxito absoluto. La emoción y la risa, y el cariño por todos los poros llenaron cada minuto de esa mañana, que empezó lluviosa y terminó con un sol espléndido.

Nuestros chicos y nuestros mediadores demostraron ser unos profesionales de la escena. Chema, nuestro colaborador director de cine, que en esta ocasión asistió como espectador, decía que no solo estaba emocionado, sino totalmente sorprendido por la calidad de las representaciones. ¡Enhorabuena por vuestro trabajo!

Tras la representación teatral, en la que todos estuvieron magníficos, casi una hora de saludos y abrazos con nuestros amigos, y después, a reponer fuerzas.

La comida a todos los actores, chicos y chicas del centro, mediadores y familias, fue ofrecida por la Parroquia Santa Angela de la Cruz, de Madrid, en sus salones parroquiales. Muchos de nuestros colaboradores son de esta parroquia, y allí un grupo de ellos nos agasajó con una espléndida comida, servida rapidísimamente.

De nuevo besos y abrazos, y de vuelta a los autobuses, de regreso a Sevilla.

Una experiencia inolvidable.